Estrategia de las tres C

Puerto Rico enfrenta la crisis política y gubernamental más grande en tiempos modernos. En lo que va de año los arrestos y declaraciones de culpabilidad de alcaldes y funcionarios públicos del PPD y PNP por corrupción ha sido avasallador. La corrupción nunca es aceptable, pero (en) un país en quiebra y contracción económica resulta un crimen de alta traición.


A esto se le suma la admisión de los abogados de la exgobernadora, Wanda Vázquez, que su arresto es inminente. Al mismo tiempo se señala la creación de un Súper PAC (un comité de campaña política) por parte de un amigo íntimo del gobernador, Pedro Pierluisi, con el objetivo de esconder nombres de contribuyentes de campaña y así luego otorgarles contratos sin ser señalados.

Ante este escenario el liderato del PPD y el PNP debe ejercer humildad política. Nadie se alegra con los arrestos y acusaciones. Después de todo cada dólar desviado para la corrupción, es un dólar que no va a dar servicios al pueblo.

No obstante, esa no ha sido la actitud. No hay introspección alguna. Al contrario, lo que han comenzado (es) la estrategia típica del liderato PPD y PNP de las tres “C”: Cloaca, Corrupción y Carpeteo. Cuando una crisis toca a su puerta, recurren al fango, el pillaje y la persecución. Pero eso no es lo que exige el momento, ni lo que pide el país.

Primero, intentaron impedir las invitaciones que yo he estado recibiendo de múltiples escuelas. Decían que yo iba a “adoctrinar”. Falso. En esas invitaciones, me piden hablar a los jóvenes de mis experiencias de desarrollo o son invitaciones en el contexto de procesos electorales, en los que han invitado representantes de todos los partidos.

No obstante, estas quejas no se escuchan cuando legisladores y alcaldes del PPD y PNP visitan escuelas para ofrecer mensajes en graduaciones. Son algunos de esos los que luego son señalados por corrupción. Por eso, tal vez, no los invitan.

El segundo evento ocurrió en una entrevista otorgada por el Presidente de la Cámara Rafael Tatito Hernández. A preguntas del periodista Rubén Sánchez sobre acciones concertadas entre diversas fuerzas políticas, señaló que eso era un “junte demoniaco”, al mismo tiempo que sacaba a pasear el cuco del “comunismo”. Le aplica aquello de que en política se regresa de todo lugar, menos del ridículo.

En política, la desesperación conduce en muchas ocasiones al error. En este caso, aunque es evidente la desesperación política, el lenguaje no fue por error. Fue por diseño. Veamos.

Tatito Hernández enfrenta un momento de gran debilidad política. Dentro de su partido mantiene pugnas políticas con su presidente y con el alcalde de Dorado. Dentro de su delegación un grupo de jóvenes Populares no se sienten representados por él. El electorado popular le propinó una humillante derrota en la elección especial de Guayama. Ha sido incapaz de establecer estrategias efectivas para aprobar legislación para el beneficio del pueblo de Puerto Rico. De hecho, por el contrario, sus iniciativas más recientes han sido para aumentar impuestos del CRIM a las residencias y en los vehículos de motor.

Todo esto, sumado a los arrestos de líderes Populares, lo llevó por diseño a llamar los diálogos democráticos de diversas fuerzas para acciones concertadas “junte demoniaco”. No tiene otro propósito que cambiar el tema y no se le pregunte sobre sus desaciertos de fondo y los de su partido. Además de tratarse de una expresión contraria a la tradición cristiana.

En el caso del liderato del PNP, han recurrido al mismo libreto. Para cambiar el tema de las investigaciones, arrestos y convicciones por corrupción hay que sacar el cuco. Además, no desean que los temas en entrevistas sea la desmovilización gubernamental.

En ambos casos se trata de una desgastada e infantil estrategia política (producto de la desesperación ante el despertar de cientos de miles de electores que antes le brindaron su voto y hoy, cansados de la corrupción e incompetencia, están en disposición de romperle el espinazo al bipartidismo, a ese contubernio del liderato popular y penepé que tanto daño le ha hecho Puerto Rico.)

Ninguno habla de cómo se va a atender la corrupción. Tampoco se habla de la necesidad de repensar como se llenan vacantes de alcaldes por medio de elecciones abiertas. Cómo se van a mejorar los servicios a la ciudadanía. Qué hacer con el aumento de la gasolina, el agua y la energía eléctrica. Entre otros temas urgentes.

Esos son los temas que te interesan a ti. Pero ellos prefieren las tres “C”: Cloaca, Corrupción y Carpeteo.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo